Día 174

Me decido a salir al jardín y pegar mis ojos al suelo. Husmeo entre los hierbajos que el calor va amarilleando. La vegetación se agiganta y me acaricia la cara. ¡Me siento tan pequeño aquí! De entre la fiesta de sonidos enmarañados, atino a reconocer el leve piar de un pájaro. Juraría que se trata […]